Sesiones individuales de Yogaterapia

En las sesiones individuales de Yoga Terapéutico, te ofrezco un espacio personalizado y adaptado a tus necesidades únicas, tanto físicas como emocionales.

Sabemos que el Yoga nos lleva a vivir más plenamente, a entender que la respiración y la manera de mover el cuerpo implica un conocimiento más profundo sobre quién soy, cómo soy y cómo estoy viviendo todo esto.

El Yoga terapéutico se fundamenta sobre las necesidades reales que tiene el alumnx. Una de sus características principales es la de tratarse de un trabajo personal y particular. Queremos ofrecer la posibilidad de entendernos, a través de la lectura de nuestro propio cuerpo. Son muchas las personas que vienen a clases colectivas de Yoga, donde es difícil trabajar su dolencia física o malestar emocional (en la mayoría de los casos, ambos van unidos).

Por ello desde la Yogaterapia, queremos dar respuesta a las personas que quieren avanzar desde el Yoga y encontrar su centro, re-equilibrando los desajustes físicos y ayudando a mejorar las afecciones orgánicas de los practicantes.

Las sesiones son individuales, en una 1ª cita, habrá una entrevista personal donde previamente se ha rellenado y contestado un cuestionario referente a su estado personal y físico. Necesitamos conocer cuál es su objetivo, cual es su necesidad, y para ello es importante, la escucha. En este primer encuentro, de hora y media aproximadamente, tendremos que saber y traducir aquellas necesidades que no cuenta, pero que su cuerpo, su mirada y gestos, expresa. Se realizarán posturas test, se observará en las diferentes gravedades, tumbado, de pie, sentado, como apoya su cuerpo.

La respiración: será un elemento fundamental; lugar dominante, diferencias entre Inspiración y Expiración, dirección de la respiración, etc… Estos son algunos aspectos que se irán viendo con la persona que tratemos.

En esta 1 reunión, le ofreceremos ciertas tareas, asanas, pananayamas, relajaciones, meditaciones, pensamientos semillas, ciertos mudras, etc…que irá desarrollando en casa e irá observando si progresa o no en su dolencia y en los objetivos propuestos. Es importante que se comprometa a la práctica que le sugerimos, ya que gran parte del éxito se verá condicionado a ella.

En el primer mes se sugiere que los encuentros, sean semanales, viendo si realiza de manera correcta los ejercicios y comprobando como es su sentir. El segundo mes, distanciaremos las visitas, cada 15 o 20 días. Resulta recomendable que la persona que comienza con su práctica individualizada, lleve una especie de diario donde anote como va sintiéndose, progresos, recaídas, sensaciones, físicamente, anímicamente, socialmente, sueño, estado de felicidad, etc.

formulario de contacto

Completa el formulario, te informaré lo antes posible