YOGA Y DEPRESIÓN.

noviembre 06, 2014

Son muchas las personas aquejadas de esta enfermedad,  depresión, no debemos confundirla con ciertas alteraciones del estado de ánimo que  aparecen durante el curso de algunas enfermedades o por el duelo o muerte de un ser querido.

Estudios recientes, muestran que la ansiedad y la depresión son dos de las patologías con un mayor índice de prevalencia en España. Afecta a un 40% de la población, según indica el doctor Jose Antonio López-Rodríguez, vicepresidente de la Asociación Española de Psiquiatría Privada. Advierte que estas enfermedades van en aumento e indica que la causa fundamental es el estilo de vida que se lleva actualmente. Según prevén, uno de cada cinco adultos puede llegar a padecer alguna patología a lo largo de su vida en España.

yoga y depresión

Pedro Jimenez, psicoterapeuta, afirma que  la causa común de la depresión y del estrés es la incapacidad para asimilar un peligro externo e interno defensivas de supervivencia. La depresión y el estrés son las dos tendencias instintivas de supervivencia más usadas en nuestra vida moderna y que funcionan aparentemente de manera polar. Sin embargo, las dos nacen y se alimentan de una misma fuente.

La depresión suele desencadenarse frente a un estado de indefensión e inseguridad profunda, producido por alguna pérdida afectiva o laboral.

La persona se siente incapaz de hacer frente a su propia vida, llegando a infravalorarse y a desestimarse.

Síntomas:

  • Existe una disminución de la vitalidad en general.
  • Bajan las defensas y se dificulta toda la actividad física.
  • Existe una disminución de la productividad mental.
  • Se anulan las iniciativas al tiempo se produce un progresivo aislamiento personal.

Para cambiar algo o transformar, hay que darse cuenta .Muchas de las personas que la padecen no son consciente de ella y no piden ayuda.

Es necesario que la persona con depresión, sienta la necesidad de querer ser activa en su transformación, la Voluntad es un valor necesario y fundamental para recuperar la salud perdida.

¿Cómo puede ayudar el Yoga en esta enfermedad?

El profesor/a  de Yoga va a ser muy útil en este proceso;  a través de la práctica individualizada que proponga al alumno. El trabajo de Yogaterapia, será clave para definir y concretar los medios que se empleará. Por otra parte, el alumno tendrá que comprometerse  en la práctica, si no dedica tiempo, es evidente que no habrá resultados ni positivos ni negativos.

  • El Hatha Yoga propone armonizar cuerpo y mente. Si activamos el cuerpo haremos que nuestra mente se ponga en movimiento.
  • La seguridad física nos dará confianza en nosotros mismos.
  • El trabajo postural a través de asanas y la disciplina de la respiración a través de pranayamas, servirán de puente para unificar el cuerpo con la mente.
  • Las visualizaciones van a ser muy eficaces. Trabajaremos para inducir a la persona a traer ciertas imágenes que le aporten la seguridad perdida. Una montaña, un árbol, son ejemplos de imágenes de fuerza y solidez.
  • Los pensamientos semillas o sankalpas. Son una “orden” directa del consciente al subconsciente. La realizamos en estado de relajación y es una resolución afirmativa que se repite varias veces. Ejemplo de ellas, La alegría está presente en mi Vida. Desarrollo y potencio mi energía. Armonizo mi cuerpo, mi mente se serena.
  • La meditación. Sabemos que la mente influye en la salud. En un principio se le invitará a realizar meditaciones guiadas no muy largas. Más adelante y según progrese el alumno la meditación se realizará en silencio sin soporte externo, así descubrirá  que los pensamientos son sólo eso, pensamientos. No identificarse al pensamiento será una manera muy acertada de transformar la enfermedad en salud.
  • Otros medios que se emplearán, los bandhas, o cierres energéticos. Existen tres fundamentales, Jalandhara, contracción de la garganta, Uddiyana, genera una potente elevación diafragmática y Mula, contracción perineal o del cuello del útero.
  • La voz, el canto de mantras, ayudarán a enfocar la mente. Incluso hay canciones muy poderosas que podemos emplear a manera de mantra, para activar a personas aquejadas de depresión,   son conocidas “Dale alegría, alegría mi corazón” Mercedes Sosa, Color de Esperanza de “Diego Torres”, Furia de “Ea”. Rumbita del Sano Amor de “Rosa Zaragoza”.

La práctica de Yoga de manera individualizada, la consideramos muy favorable para mejorar notablemente los estados de depresión  exógenos o reactivos, siempre acompañada de una alimentación adecuada y ciertos cambios que se irán viendo según el alumno.

Escribe un comentario
La postura; Asana en YOGA.PRINCIPIOS BÁSICOS DE LA MEDITACIÓN.
Comentario (2)
  • David Illán
    noviembre 27, 2015 at 10:28 am

    Gracias por este artículo. Me ha parecido muy interesante y acertado reflexionar sobre los beneficios del Yoga hacia la depresión con los tiempos que corren. Decir que no solamente mediante el Hatha sino también con otros tipos de disciplinas dentro del calificativo Yoga (Ashtanga, etc.). Incluso introducir aspectos recogidos en los Yoga Sutras de Patanjali y que no están en el Hatha Yoga Pradipika de Swatmarama como son los compromisos éticos y los hábitos o disciplina. Paz y Amor David Illán Astrólogo védico y profesor de Yoga

    Contestar
    • moon
      @David Illán
      noviembre 27, 2015 at 11:29 am

      Gracias David por tu comentario. Estás en lo cierto, Patanjali nos describe en el Sutra III.9, cuanto más nuestra mente está en calma, mejor es nuestro estado de salud, considerando como salud un equilibrio armónico de cuerpo, emociones, energía-respiración y pensamientos.

      Contestar

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>