Mujeres a seguir, todo un ejemplo.

abril 09, 2015

Este es un pequeño homenaje hacia algunas grandes mujeres que por esas casualidades de la vida me he topado con fragmentos de sus vidas. He sentido  la necesidad de compartir ciertos trocitos de sus ajetreadas, dolorosas, en algunos casos, pero increíbles vidas. Todo un ejemplo a seguir.

Todas, a pesar de ser tan diferentes en algunos aspectos,  tienen en común una fuerza arrebatadora, valentía a raudales y gran amor a la vida.

Me ha impresionado enormemente la manera de afrontar los problemas, su capacidad para transformarlos y seguir adelante.

  • Amma. Mata Amritanandamayi. Se le conoce como Madre. Nacida al sur de India 1953. Es una maestra espiritual hindú. Su religión es el Amor. Desde muy jovencita experimentó estados de conciencia elevado, así describe lo vivido “sonriendo, la Divina Madre se transformó en una masa de luz radiante y se fundió en mí. Mi mente floreció y fue bañada por multitud de tonalidades luminosas de la Divinidad”. Llegó al convencimiento de que “nada es distinto de mi propio Ser sin forma, en el cual el Universo entero existe como una diminuta burbuja”.
    mujeres

Algunas personas consideran que es una Mesías, otras la alaban como un Alma Grande, como fue Gandhi. Para otros es mucho más. Amma, es un avatar.

La verdad que allá donde va reúne multitudes, miles de personas se congregan para ser abrazada por esta mujer única. Así vive, recorriendo el mundo y abrazando.

Los donativos internacionales que recoge le han permitido crear una red social (orfanatos, escuelas, hospitales) de ayuda humanitaria en India.

Su credo es la unidad fundamental de todas las religiones; su lucha, la recuperación de las cualidades del corazón en la vida diaria.

  • Joyce Banda. Mujer africana, nacida en Malaui 1950. Empresaria y defensora de la mujer.

Joyce Banda, que ha hecho historia convirtiéndose en la primera mujer presidente de Malawi y sólo la segunda mujer en dirigir un país de África, tiene una trayectoria de lucha por los derechos de las mujeres.

Casada en dos ocasiones, algo excepcional en su país. Se casó a los veintiún años, como era su obligación y vivió durante diez años los abusos y violencia de su primer marido alcohólico, como ella expresa, vivía en una familia terrible y un día decidió coger a sus hijos y marcharse, toda una proeza en un país, donde lo normal es que los maridos les peguen, ellos tienen derecho a cualquier cosa con sus mujeres, son de su propiedad y ellas lo asumen porque no existe otros referentes. Esta decisión le llevó a ser estigmatizada y aislada, a pesar de todo Joyce sabía que otra manera de vivir era posible, por entonces trabajaba en una gran empresa y dos años después conoció a su segundo marido, el juez supremo de Malaui.

Cinco años después, gracias al aval del marido, se convirtió en la propietaria de la empresa de confección más importante de Malaui.

Algo más tarde, preocupada por la situación lamentable de las mujeres de su país, creó una asociación de mujeres empresarias que otorgaban microcréditos a otras mujeres para que montaran sus pequeñas empresas y proporcionarles a las niñas educación, en aquel tiempo existía una dictadura en Malaui y la libertad de asociación no estaba permitida, intentaron encarcelarla, pero su lucha por las mujeres menos privilegiadas continuaba, eso le llevo a convertirla en un icono y toda la comunidad femenina de Malaui le apoyó.

Ha proporcionado créditos y formación a treinta mil mujeres. Se le concedió el premio África y con el dinero que recibió creó la Fundación Joyce Banda, que gestiona escuelas y centros para huérfanas.

Ella reconoce que la raíz de todos los problemas de las mujeres africanas es la falta de formación.

  • Clara Campoamor. Hija de un contable y una modista, nació en Madrid en 1888. Considerada una de las “madres” del feminismo español, defendió la igualdad de los derechos de la mujer, además del sufragio femenino y también promovió la primera ley del divorcio.

Perteneció a una familia sencilla y humilde, de pensamiento liberal, cercano al progresismo. Los recursos económicos procedían del trabajo de su padre en un periódico madrileño, y de los de su madre y abuela materna.
Por la prematura muerte de su padre se vio obligada a interrumpir sus estudios e inició su vida laboral a los trece años, ayudando a su madre como modista. Tras algunos trabajos más, obtiene una plaza en el cuerpo de Correos y Telégrafos. que podía aspirar por su condición de mujer. Así se convierte en funcionaria del cuerpo de Correos y Telégrafos, ejerciendo en Zaragoza y San Sebastián.
En 1914, se presenta y obtiene una plaza en unas oposiciones para profesora en las Escuelas de Adultos, pasando a ejercer en Madrid. A su trabajo como educadora añade el de secretaria del diario “La Tribuna”.
La estrechez económica que padeció en su infancia y juventud no fue un impedimento para que en 1924, con treinta y seis años, obtuviera una licenciatura en Derecho en la Universidad de Madrid, habiendo pasado por Oviedo y Murcia.
En 1925 fue nombrada miembro del colegio de Abogados, fecha en la que inició sus actividades políticas.
Desde ese momento se manifiesta como una luchadora infatigable por la igualdad de derechos.
Tras el golpe militar de 1936, se exilió en Francia, Buenos Aires y posteriormente se radicó en Suiza, donde permaneció hasta su muerte en Laussanne en 1972, ya que el régimen franquista nunca le permitió regresar a España.

  • Wangari Maathai (Kenia, 1940 – Nairobi, 2011) Bióloga y ecologista keniana que recibió en 2004 el premio Nobel de la Paz.

Siendo muy joven se trasladó a Estados Unidos, donde en 1964 se licenció en Biología. Dos años más tarde obtuvo el título de Master en Ciencias por la Universidad de Pittsburgh, y posteriormente amplió sus estudios en Alemania y en la Universidad de Nairobi, donde en 1971 se convirtió en la primera mujer doctorada de África central y oriental.

Bajo la idea de que “no podemos quedarnos sentadas a ver cómo se mueren nuestros hijos de hambre”, promovió la creación del movimiento Cinturón Verde, un programa que inició sus actividades en 1976 y cuyo objetivo se ha centrado en la plantación de árboles como recurso para la mejora de las condiciones de vida de la población. El programa ha estado destinado y protagonizado fundamentalmente por mujeres. Desde su puesta en funcionamiento, las mujeres pobres de África han plantado más de 30 millones de árboles en el suelo de ese continente.

  • Neus Catalá. Tarragona 1915, hija de campesinos catalanes.

Durante la Segunda Guerra Mundial, bajo la ocupación nazi de Francia, Neus Catalá participó en la Resistencia, fue arrestada por las SS francesas en 1943. Pasó por varias cárceles, hasta que en febrero de 1944 la trasladaron al campo de concentración de, Ravensbrück allí estuvo recluida, 15 meses.

En los seis años de existencia de este campo del Horror, fueron exterminadas más de 90.000 mujeres y niños de veintitrés nacionalidades. El mayor campo de exterminio para mujeres.

Esta mujer sufrió y presenció toda clase de torturas, espantos que ni imaginamos. Vivir, como ella expresa, era su rebeldía.

En este campo, se hacía toda clase de horrores y  experimentos, las usaban como conejillos de indias, les extraían músculos, huesos y después las dejaban deambular con estas horribles mutilaciones. Los hornos crematorios, de día y de noche, eran alimentadas por muertas y por vivas y cuando no daban más de sí, abrían una zanja en el suelo, rociaban a la gente con gasolina y le prendían fuego…

Pese a ello, las mujeres no perdieron nunca su espíritu de resistencia. La solidaridad y la cultura fueron sus principales armas.

Neus es una maravillosa mujer que sobrevivió al infierno y quiso que el mundo supiera del horror allí vivido para que no se olvidaran.

  • Santa Angela de la Cruz.

Ángela Guerrero González, Santa Ángela de la Cruz, Madre de los pobres nació en Sevilla el 30 de enero de 1846. Hija de padres honrados y pobres.

A los diesiseis años conoce al Padre Torres y tres años después pediría ingresar en el Covento de las Carmelitas Descalzas, pero es rechazada por su débil salud.
De 1862 a 1865, Ángela, que asombra por sus virtudes a cuantos la conocen, reparte su jornada entre su casa, el taller, las iglesias donde reza y los hogares pobres que visita.

Por aquel tiempo se declaró la epidemia de cólera en Sevilla y Angelita tuvo ocasión, bajo la dirección del Padre Torres, de emplearse con generosa entrega la servicio de los pobres enfermos hacinados en los corrales de vecindad, las victimas más propicias de esa enfermedad. Ángela se multiplica para poder ayudar a estos hombres, mujeres y niños castigados tan duramente por la miseria. Y en ese mismo año pone en conocimiento de su confesor, el padre Torres, su voluntad de “meterse a monja”.

Su salud física sigue siendo débil y no puede ser monja y servir a Dios como es su deseo, a pesar de todo, ella decide ser monja en el mundo y tomar los votos religiosos.

Ella decía hay que hacerse pobre con los pobres.

En junio de 1875 fundaron dos monjas y ella la  “Compañía de la Cruz”,ese  mismo día, fueron a visitar y asistir a pobres y enfermos. Esta Compañía se caracteriza por su austeridad y sencillez.

En 1877 se funda la primera Casa filial en Utrera, un pueblo de Sevilla, en 1880 una más en Carmona (Sevilla) Y aún seguirán 23 fundaciones más en vida de Sor Ángela de la Cruz.

En la guerra civil, las Hermanas de la Cruz eran intocables, mientras quemaban iglesias y conventos, las Hermanas se las dejaba pasar por donde quisieran, eran un ejemplo de caridad, pobreza y humildad, siempre junto a aquellos que lo necesitan.

Su Orden se ha extendido por toda Andalucía, Extremadura y poco a poco a otras regiones de España (Castilla La Mancha, Galicia, Valladolid, Valencia y las Islas Canarias) Argentina e Italia.

Las Hermanas de la Cruz son un símbolo de servicio constante para aquellos que nada poseen. Es frecuente verlas en parejas por Sevilla, con sus gruesos  hábitos marrones, siempre silenciosas y entregadas.

Gracias. Namaste.

 

 

Escribe un comentario
¿Qué es el Yoga Terapéutico?La disciplina y el compromiso, fundamentales en el Yoga.
Comentario (5)

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>