La Naturaleza. Lugar sagrado, de silencio.

marzo 19, 2014

Estoy en la naturaleza,  caminando a solas. Mis pensamientos están en la piedra que veo y toco, en los árboles que al pasar parecen  saludarme, sé que lo hacen, lo siento, me  acompañan.

Siempre he creido que en algún momento de mi existencia formé parte de ellos,  los abrazo, los miro;  la comunicación es estrecha. Siempre un canto de pájaro anda presente, a veces los distingo, maravilloso sus trinos, tan diferentes. ¿Qué contarán, como será su existencia?

Y sigo caminando, el silencio va conmigo, nada que hacer, a ningún lugar donde ir, como dice nuestro querido Thich Nhat Hant, sólo me dejo llevar por mis pasos, me paro a escuchar el viento, el vuelo de las aves, estoy conmig, estoy en Todo.

La naturaleza, el pisar la Tierra, darme cuenta y sentir su pulso fue todo una revelación, cuanta fuerza emerge de ella.IMG_6570

En estos días ando liada organizando una salida al Parque Nacional de Doñana, a los Centros de Interpretación; son lugares que he visitado muchas veces, me he parado en sus dunas, he contemplado a tantas aves en las marismas; ánsares, flamencos, calamones, fochas….infinidad de ellas, me he tumbado sobre su tierra….y allí he descansado, tomado fuerzas, recuperando energía perdida de tanta aceleración.

Cada vez observo con mayor claridad la necesidad que existe de estar más en contacto con la naturaleza, las personas que vivimos en la ciudad no podemos darnos cuenta de cuan rápida es nuestra vida a diario, nuestrxs hijxs, vemos que siguen nuestros pasos, llenos de actividades a todas horas, no existe tiempo para no hacer nada. Incluso cuando no hago nada, estoy “haciendo”. La naturaleza es un espacio tan fuerte, tan lleno, que  inunda de Paz, de alegría.

Recuerdo que cuando nació mi primera hija, andaba siempre cansada, noches enteras sin dormir, apenas descansaba, la mejor manera que tenía para recuperar energía era irme a la naturaleza, me tumbaba boca abajo, con la barriga en contacto con la tierra y así, llegaba hasta dormirme. Dios, qué bueno!!!, siempre me sentía bien recibida, como esa preciosa Madre que te dá un gran abrazo cuando te sientes perdida;  esta es mi experiencia.

No sé cómo podemos desvincularnos tanto de ella, como la dañamos  de la manera que lo hacemos. Ese es uno de los motivos, principales, por lo que organizo salidas a la Naturaleza, a la Tierra, para que podamos sentirla en nuestras entrañas, desde lo más profundo, quien la conoce no vuelve a apartarse de ella, y quien la vive, la querrá conservar, la querrá mostrar, cuidar, compartir, vivir y querrá que las próximas generaciones también puedan verla y disfrutarla.

“Un país, una civilización se puede juzgar por la forma de tratar a la Naturaleza y a sus habitantes”.

 

 

Escribe un comentario
Yoga Y Obesidad.Yoga en el Balneario de Alange (Junio 2014)

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>