Fibromialgia. Yogaterapia, una propuesta para experimentar.

octubre 25, 2015

Me duele la cintura, el cuello, me duelen los hombros, los brazos, las manos, los hombros, me duelen los pies, las piernas, me duelen las uñas, las plantas de los pies, me duele hasta la raíz del pelo….me duele.

Seguro que muchas personas que lean estas líneas, les resuenen. Estamos hablando de una enfermedad, FIBROMIALGIA.

Son muchas las mujeres que lo soportan, en su mayoría, 9 de cada 10, son ellas las que padecen este contínuo martirio, una enfermedad que se le conoce como invisible, no se detecta, no existe aparato que revele ese dolor, pero quien sufre los dolores de manera constante, se encuentran en situación de desespero.

El término “fibromialgia” quiere señalar que el dolor surge de músculos y tejidos fibrosos. Es habitual describir que los pacientes de fibromialgia padecen “dolor músculoesquelético”. También es habitual que los fisioterapeutas que tratan a lxs enfermxs sitúen la diana de su intervención en el músculo: masaje, estiramientos, relajación, ejercicio en agua caliente.2edad33da9d854003b5eece0d4c91f1b1

Intuitivamente parece que el dolor y el cansancio provengan de una musculatura a la que le falta energía y no tiene la condición necesaria para soportar la carga mecánica de una actividad normal. Sin embargo hay bastante consenso en que los músculos son normales.

Hoy en día se recomienda capacitar al paciente para gestionar su enfermedad. No debe ser un sujeto pasivo, receptor de terapias y aceptor acrítico de consejos conductuales, sino un sujeto activo que conoce su proceso y sabe gestionarlo, consiguiendo así minimizar el sufrimiento y la invalidez.

Por ejemplo, la información al paciente con fibromialgia le libera del infierno de andar de aquí para allá sin que nadie le diga lo que tiene, soportando todo tipo de desprecios e interpretaciones de origen psicológico, de que “todo está en su cabeza”.

 Nada de eso. Usted tiene una enfermedad.

De repente se hace la luz. El sufrimiento y la invalidez quedan explicados. La enfermedad es misteriosa e incurable. No importa. Todo se andará.

Un paciente de fibromialgia informado sabe que está enfermo, con una enfermedad física que produce dolor y que agota, con un sueño no reparador y con una mente borrosa incapaz de conseguir la concentración adecuada.

Pierden trabajos, o tienen que abandonarlos debido a que se sienten imposibilitadas para mantener el ritmo que se les marca y no es de extrañar, porque sólo tenemos que pensar cuando nos duele un día algo, ese día se hace difícil llevar a cabo la jornada. Si a eso le sumamos que estas personas no suelen descansar, debido al dolor. El trabajar es un reto.  El dolor convive con estas personas a diario, expresan que hay días malos y otros peores.

Estos son algunos de los síntomas principales:

  • Además de dolor y agotamiento  en una, varias o muchas zonas del cuerpo de manera continúa.
  • Anquilosamiento, rigidez en zonas del cuerpo, normalmente recién levantadas o tras pasar largo rato sin moverse.
  • Dolores de cabeza, migrañas.
  • Trastornos del sueño. Suelen despertar en ocasiones hasta varias veces a lo largo de la noche, poco reparador.
  • Dificultad para concentrarse, pérdida de memoria.
  • Colón irritable, suele asociarse con esta enfermedad.
  • Parestesia, sensación de hormigueo, frecuentemente en pies y manos.
  • Bruxismo.
  • Peso. Pueden variar de tener sobrepeso a adelgazar muchos kilos en pocas semanas.
  • Depresión.

 

Realmente el único tejido capaz de generar dolor es el tejido nervioso. Sólo la activación conjunta de diversas áreas cerebrales puede proyectar el sentimiento doloroso a la conciencia

Existen enfermos, no enfermedad. La necesidad de mirar al individuo, conectar con sus carencias, con su dolor principal el que esconden detrás de todos los demás, escuchar como cuentan lo que viven y como mostrarles que hay que quitar  más que añadir algo más. Enseñar a cuidarse para curarse. Importante la intención que se pone en la curación

Desde la Yogaterapia, podemos ofrecer un abanico de posibilidades:

  • Siempre habrá una entrevista personal, donde nos contará lo que le sucede, cómo lo vive, desde cuando lo padece, si existió algún acontecimiento importante que vivió en ese tiempo. Tenemos que entender que el cuerpo expresa lo que la mente calla. Hasta un 60% de los pacientes relacionan el inicio de los síntomas con traumas físicos o psíquicos o por infección viral.
  • Una de las necesidades que observamos en estos enfermxs es la desconexión con su SER. El dolor, anestesia el contacto consigo mismxs. El silencio, la consciencia, aquietar, respirar, integrar lo que se vive.  Abrazar lo que existe, conquistando espacios de bienestar que nada tiene que ver con aquello que sucede en el exterior.
  • Dos objetivos principales,  proporcionar un sueño reparador. Es justo el no descanso, uno de los graves problemas de esta enfermedad. Para dormir hace falta energía y cada vez se encuentran con un mayor grado de agotamiento. El 2º que no pierda energía.  Esta enfermedad genera fugas energéticas, provocando cansancio y fatiga constante.
  • Dar pautas claras sobre cómo realizar los movimientos o asanas concretas, no es el ejercicio lo importante, es la manera de llevarlos a cabo lo que necesitaremos que la persona entienda. La consciencia del movimiento.
  • La respiración. Sabemos que es uno de los medios del Yoga, que empleamos para controlar los estados de inquietud. Nos lleva a apaciguar y relajar la mente y el cuerpo. Veremos las necesidades especiales para indicarle cual es la que le favorecerá para aliviar e ir mejorando su estado de dolor y agotamiento principalmente.
  • Teniendo en cuenta, que el dolor es casi continuo, las posturas que necesitamos proponer; no pueden tensionar, ni dañar, hay que enseñar que no es mover el cuerpo, es mover la energía.
  • La relajación. Estas personas incluso durmiendo están en estado de  alerta, no se relajan. El estrés es una de las causas que lleva a sufrir mayor dolor, padecimientos, el sistema inmune se ve afectado, etc. Se harán propuestas concretas, tumbadxs escuchando música, pasear por un lugar libre de ruidos, auto caricias, masajear con pelotitas el cuerpo, visualizaciones sanadoras, la imaginería, etc…
  • La relación con el cuerpo de manera diferente.  Vivirlo para sanarlo, vivirlo para disfrutarlo. Empleando pensamientos semillas ” No tengo que ser, ni el/la mejor, ni el/la más perfectx. No tengo que competir, me basta ser mi propia competencia. En ese estado de conciencia soy insuperable. Soy Original””El amor libera. Me quiero en este precioso instante” “Es mi cuerpo, un lugar sagrado, de sanación, libero todo sufrimiento, me siento en Paz”

Mi honestidad y respeto ante todo el dolor y sufrimiento que padecen tantas personas, amigas, familiares, alumnxs, con esta enfermedad. Que sean mis palabras un humilde homenaje hacia ellas. Gracias.

Carmen Torres.

Escribe un comentario
YOGATERAPIA. Un proceso de acompañamiento.Mis Vivencias en Nuestros Cursos de Yoga.
Comentario (1)

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>