Encuentro de Mujeres Y Yoga. ¿Te apuntas?

diciembre 17, 2014

Las mujeres tenemos la capacidad de vernos y reconocernos, unas a otras de manera casi inmediata,

solo tardamos el tiempo de presentarnos y magia!!!!….comenzamos a contar y hacernos confidencias como si nos conociéramos de toda la vida y la realidad que así es, todas estamos unidas por fuertes hilos que nos conectan, un entramado que nos une unas a otras, madres, hijas, abuelas, compañeras, amigas.

La cuestión es que andamos siempre de cabeza, trabajamos en la calle, estamos a cargo de la casa, de la familia, los hijos, los mayores y casi nunca nos permitimos tiempo para nosotras un espacio para encontrarnos, siempre Tenemos que Hacer y nunca se nos ocurre estar sin Nada que Hacer.

Mujeres.

Vivimos un tiempo donde todo se gestiona de manera rápida, comprimimos emociones, nos saturamos de información, las relaciones son superficiales, no da tiempo para más y así comprobamos como pasan los días, meses y años y a dónde nos lleva?, me pregunto. En esos  escasos tiempos de silencios, que en ciertas ocasiones tenemos, comprobamos que existe un gran vacío, que sólo rellenamos los días y no los vivimos ¿ que hay para mí, cuando dedicarme un tiempo?

Las mujeres somos capaces de aguantar situaciones tremendamente espantosas, creemos que eso es el Amor, porque nuestra cultura así nos lo ha mostrado. Nos han educado a esperar que las cosas cambien por sí solas o en todo caso que venga ese alguien que nos rescate y nos saque de esta situación penosa, pero no es así. Somos nosotras las que tenemos que comenzar ese camino de reencontrarnos, tomar poder y conquistar nuestra fuerza.

Somos nostras mismas las que tenemos que honrarnos y reconocernos como mujeres sagradas, somos las que gestamos la vida. Respetarnos y amarnos, dar voz a nuestros sentimientos, compartid las vivencias nos dará la posibilidad de confrontarnos y darnos cuenta que todas somos espejos, no somos tan diferentes, eso nos lleva a la comprensión y a la compasión y finalmente al Amor de verdad.

Mi intención es concedernos un espacio y un tiempo, una vez al mes, sólo eso, dedicarnos unas horas, para recordarnos quiénes somos y entre todas aprender.

La metodología que vamos a emplear:

Nuestros encuentros tendrán lugar una vez al mes, como indicaba anteriormente, un viernes en horario de 17 a 21h.

Dividiremos nuestras sesiones en dos tiempos; la primera parte más activa, la segunda será un tiempo para compartir en eso que llamo, la mesa de camilla, nos escucharemos atentamente.

  • El cuerpo, será uno de los pilares donde vernos reflejadas. Nuestro cuerpo delata todo lo que el corazón no cuenta. El movimiento expresivo, el baile sin pautas, a lo loco, como fórmula para dar rienda suelta a nuestro sentir.
  • YOGA. Emplearemos secuencias diseñadas para nosotras. Habrá la posibilidad de elaborar sesiones individualizadas para que se practique en casa, es muy importante que durante nuestro diario, nos concedamos un hueco, 15 o 30 minutos a ser posible, ésta será una formula de cuidar nuestra salud tanto física, emocional y mental. Será un compromiso con nosotras. Empezaremos a ser responsables de nuestra Salud, gestionando nuestros tiempos y ajustando prioridades.
  • Los juegos, cantos, masajes, etc. ¿Cuánto hace que no juegas, que no cantas?, nos volvemos grises y no nos hemos dado cuenta. La mujer posee toda la gama de colores del arco iris dentro de sí. Y aquí permitiremos que cada una indique sus colores, nos pinte y se pinte con la paleta de colores que le surja. Unas somos más cantarinas, otras más juguetonas, otras más sensitivas, otras son roqueras, marchosas, divertidas, bailonas, chistosas, desastrosas, teatrales, fuertes, chillonas, charlatanas, atrevidas, valientes, soñadoras y TODAS son bienvenidas.
  • La segunda parte, será más desde el compartir de la palabra. Un tiempo para practicar la Escucha Profunda, sin prejuicios y el Habla amorosa. En cada encuentro se propondrá temas a desarrollar, que reflexionaremos en casa, para más tarde compartir nuestras experiencias entre todas.  En este espacio, no entra el debate, nadie opina de lo que está experimentando la mujer que habla, ya que cada una comunica desde el fondo de su corazón, expresando su verdad y como la vive, si ella necesita o quiere que se opine lo hará saber, entonces es cuando podremos ofrecer experiencias más que consejos.
  • La meditación, el silencio, el tiempo de No Hacer; es justamente donde más movimiento encontraremos, estamos muy habituadas a la actividad. La práctica de la meditación es una gran revolución y las mujeres nos apuntamos a ella.

Desde esa escucha activa y silenciosa es cuando se obra el milagro, comprendemos que cada mujer siendo  única es igual a Todas.

La confianza va a ser vital, sentirnos en un espacio de respeto, de escucha, de no juicio de entrega hará que entre Todas seamos capaces de hacer nuestras vidas más decididas y más Vividas.

Queridas mujeres, espero que esta propuesta os guste y seáis  cómplices de  esta aventura. Para participar tenéis que contactad conmigo, os informaré de precios, fechas y lugar donde serán nuestros encuentros.

Un abrazo.

Escribe un comentario
El Papa Francisco se reúne en Roma con líderes espirituales.¿Para qué formar un Grupo de Mujeres Y Yoga?
Comentario (4)

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>